Humedal

Humedal de Mantagua, Región de ValparaísoTal como los bosques son los pulmones del planeta, los humedales se consideran sus riñones. Participan en el ciclo del agua y son capaces de depurarla gracias a que su vegetación elimina sustancias tóxicas provenientes de plaguicidas, derrames industriales y actividades mineras. Son lugares de gran importancia no sólo por ser el hogar de una rica diversidad biológica de especies vegetales y animales -aves, mamíferos, reptiles, anfibios, peces e invertebrados-, sino que también por los servicios ecosistémicos que cumplen. Algunos de ellos son la regulación del ciclo del agua y del clima; la generación de recursos hídricos para el abastecimiento de agua dulce, generación de alimentos, la formación de zonas de uso para actividades humanas como el turismo y la pesca sustentable, y el control de sequías e inundaciones como las ocurridas por marejadas y aumento del nivel del mar.

Los humedales son considerados los ambientes que mayor número de especies albergan en relación a su tamaño, lo que los hace indispensables para la conservación de la diversidad biológica.

En Chile existen más de 30 mil humedales con variados niveles de protección ambiental, incluidos los Sitios Ramsar, Reservas Naturales y/o Santuarios de la Naturaleza. Sin embargo, la mayoría de ellos carecen de protección legal que les ayude a enfrentar los factores que amenazan su conservación en el tiempo.

IMG_4389ok

Después de recorrer 250 km desde su nacimiento en la cordillera de Los Andes, el río Maipo llega al océano Pacífico, formando un estuario que da origen al Humedal Río Maipo, en el límite de las comunas de Santo Domingo y San Antonio, Región de Valparaíso.

Este es un humedal permanente de tipo costero – estuarial, es decir, que recibe aportes de agua del mar (intrusión salina), así como aportes dulceacuícolas desde el curso del río Maipo. En su desembocadura el río Maipo forma un grupo de pequeñas lagunas estacionales, bancos y meandros que han dado origen, en una pequeña área, a una gran diversidad de hábitats (pajonales, dunas, vegas y pantanos) que, a su vez, sustentan una gran variedad de flora y fauna.

El humedal tiene un inmenso valor biológico debido, principalmente, a la gran cantidad y diversidad de aves marinas y de agua dulce que habita en él, 94% de las cuales son endémicas o nativas de Chile. La Unión de Ornitólogos de Chile estimó que en este lugar hay 132 especies de aves que representan el 27 % de la avifauna nacional. En la época estival, de hecho, la abundancia de aves supera los 18.000 individuos, un verdadero deleite para quienes hacen observación de aves. No por nada la organización internacional Bird Life a declararlo sitio IBA (Important Bird and Biodiversity Area). Cabe destacar la presencia de 30 especies de aves migratorias, entre las que se cuentan aves marinas como la Gaviota de Franklin (Leucophaeus pipixcan) y el Zarapito (Numenius phaeopus).playero blanco - Pablo Cáceres

Además, como todos los humedales marinos-costeros, el humedal del río Maipo cumple con una serie de funciones ecológicas imprescindibles para la mantención del equilibrio ambiental, como la regulación del ciclo del agua y del clima, o el control de sequías e inundaciones como las ocurridas por marejadas y aumento del nivel del mar. Ejemplo de ello fue el importante rol que tuvo el Humedal Río Maipo en la crecida del mar tras el terremoto del año 2010.

No obstante su valor e importancia, el humedal presenta amenazas de diversa consideración y severidad, como la caza de fauna silvestre; el hostigamiento a la avifauna por parte de turistas y transeúntes; las perturbaciones en terrenos ribereños y terrestres por tránsito vehicular; el hostigamiento a las aves por parte de perros vagos y domésticos; la presencia de vacas y caballos que destruyen parte del hábitat y nidos de aves;  la perturbación de las aves por botes y lanchas a motor, motos de agua y kite-surfista; la destrucción de hábitats por contaminación de afluentes, presencia de basurales y quemas; alteraciones al hábitat por construcción de obras inadecuadas por parte del ser humano, tales como infraestructura artificial y extracción de áridos río arriba.